Menu

Ventilación industrial y cocinas



¿En Qué Consiste La Ventilación Industrial?

La ventilación ayuda a eliminar o reducir las condiciones de ambiente indeseables, como sería el exceso de calor, frío, humedad y concentración de contaminantes que excedan los límites de seguridad, como partículas, gases, vapores, nieblas o aerosoles.

Según sus objetivos, la ventilación puede clasificarse de dos formas diferentes, ya que en las plantas industriales se manejan dos tipos de sistemas de ventilación: 

  • Sistemas de impulsión, que como su nombre lo dice se utilizan para inyectar aire.
  • Sistemas de extracción, que se emplean para eliminar los contaminantes generados por alguna operación, con la finalidad de mantener un ambiente de trabajo saludable.

Ambos sistemas, normalmente son complementario y no sustitutivos para una correcta ventilación.

Ventilación, extracción eficientes

Si por ejemplo, estamos en el caso de una cocina de un restaurante o industrial hay que tener en cuenta diferentes factores. Elegir el sistema correcto, y el grado de ventilación es fundamental.

  • Cumplir las diferentes normas.
  • Deberemos de recurrir a un profesional.
  • Lleva a cabo un buen proyecto.
  • Posteriormente, un correcto mantenimiento.

Empresas como la nuestra están especializadas en realizar la ventilación de cocinas comerciales y/o industriales.

Para que la instalación sea de la manera más correcta, debe de confiar en una empresa, como la nuestra, que cuente con un equipo de profesionales que tengan la preparación suficiente, y que no se realice una improvisación de la instalación.

Hay que tener en cuenta todo ello, ya que si no realizamos un trabajo correcto desde el comienzo, nos puede suponer un mayor coste en el futuro.

El demandante de un servicio como éste, debe de confiar en un experto que haga un calculo correcto de la ventilación adecuada, que proponga las soluciones oportunas, y que cumpla, como no podía ser de otra manera, con la normativa.

No se debe de improvisar y seguir la instalación tal como se ha proyectado.

Una vez se haya realizado la instalación; posteriormente tiene que existir una labor de mantenimiento, que sea realizado preferiblemente por la empresa instaladora. Este mantenimiento tiene como finalidad, tanto cumplir con las diferentes normativas, como el de tener un lugar de trabajo que sea positivo para los trabajadores del mismo.

 

Contacto